fbpx
Image Alt

Tuperroesbienvenido

  /  Ocio y Actividades   /  Perros de alerta médica

Perros de alerta médica

Siempre hemos oído que los perros detectan la diabetes, la epilepsia o el cáncer y ayudan a personas de movilidad reducida o aportan su granito de arena a niños con autismo.

Gracias a la Fundación Canem, ya son 125 familias en España las que tienen un perro de alerta médica que detectan las subidas y bajadas de azúcar y que detectan las crisis de desconexión sensorial (epilepsia)

Canem lo forman principalmente Paco Martín, adiestrador y director de la Fundación, y Lidia Nicuesa, psicopedagoga de la Fundación y usuaria de un perro de alerta médica, Cini.

Hablamos con ellos y así aprendemos y despejamos dudas sobre estos dulces detectores.

TPB: ¿Cuándo y cómo surge Canem?

LIDIA: Hace 11 años nos constituimos como asociación, después pasamos a ser una empresa y desde 2018 somos Fundación. El cambio de empresa a Fundación lo hicimos porque nos dimos cuenta que económicamente, tener un perro de alerta médica se quedaba al alcance de muy pocas personas/familias. Piensa que un perro de alerta suele costar unos 5.000 euros, así que decidimos que asumiríamos nosotros el coste del perro, su educación y su adiestramiento y que lo íbamos a financiar a través de patrocinadores, donativos, eventos solidarios, merchandising…

PACO: Nuestra actividad está hecha para ayudar a la gente, pero es cierto que eso ha conllevado que no podemos preparar tantos perros como quisiéramos. Tenemos capacidad para preparar unos 40-45 perros al año, pero no tenemos financiación para tantos. Hemos sacrificado el hecho de que alguien pueda pagar un perro pero quizá no lo aproveche tanto como alguien que lo necesite de verdad pero no lo pueda pagar.

TPB: Y si yo tengo diabetes, ¿cómo puedo tener un perro de alerta médica?

LIDIA: Te pones en contacto con nosotros, en este caso conmigo, y me cuentas qué problema médico tienes, cuáles son tus necesidades y por qué crees que necesitas un perro de alerta médica. Hacemos una valoración a través de entrevistas, cuestionarios y si no eres de Zaragoza lo hacemos a través de videoconferencias. A veces un perro de alerta médica no es una herramienta adecuada para una enfermedad. En algunos tipos de epilepsia o en la diabetes de tipo 2 no tiene sentido, así que solo los ofrecemos cuando los perros tienen herramientas para actuar.

En la Fundación tenemos adiestradores que trabajan con los perros y son ellos los que, a partir de mi valoración, seleccionan el perro en formación más adecuado para ti.

No hay un listado, no hay un orden de llegada, da igual si lo has solicitado hace una semana o hace un mes, damos respuesta a todo el que nos lo pide y creemos que tiene una necesidad, pero no sabemos cuánto tiempo tardaremos en darte respuesta, porque todo dependerá del perro adecuado para ti, el perro concreto para ti.

Y cuándo esto ocurre hacemos, lo que llamamos, la vinculación. El perro se va con su nueva familia y es un momento muy emocionante.

Imagino que seguís teniendo contacto con la familia y el perro posteriormente

PACO: ¡Por supuesto! El perro siempre es propiedad de la Fundación Canem, en ningún momento pertenece a la familia, así que si en el seguimiento posterior vemos que el perro no trabaja, o que hay síntomas de maltrato, el perro automáticamente vuelve a la Fundación.

Pero te puedo asegurar que todos ellos son perros felices en familias felices. Además, entre la familia de tutela que ha tenido al perro durante su entrenamiento y entrega al perro a la nueva familia se crea un vínculo muy especial, y en muchas ocasiones visitan a la familia para poder ver de nuevo al perro.

TPB: Hablando de familias de tutela, ¿Cómo se puede ser familia de tutela? ¿Se necesita estar en un cierto modelo de familia?

PACO: Para nada, no hay un estándar de familia de tutela, igual que no hay un estándar de familia en el mundo real.

Necesitamos familias con niños, sin ellos, de gente mayor, de gente joven, que tenga otros perros, o que tenga gatos… Nuestros perros tienen que aprender a adaptarse a todo tipo de entornos. Las familias son nuestra máxima fuente de información del perro: si le gustan los niños, si es casero, si por el contrario es muy activo… Piensa que nosotros trabajamos con ellos pero no convivimos con los perros, son sus familias las que nos tienen que contar cómo son y cómo actúan en el mundo exterior.

TPB: Entonces, ¿en qué horarios está el perro con su familia de tutela?

PACO: Todos los días las familias vienen sobre las 18 horas a la Fundación a recoger al perro y nos los traen al día siguiente sobre las 8.30h. Los perros por la tarde juegan, pasean, van al parque, conviven con la familia y al día siguiente vuelven como si fueran al colegio, a seguir aprendiendo. El fin de semana lo pasan también con sus familias, nos mandan fotos y te aseguro que tienen una vida más activa que cualquiera de nosotros!

TPB: ¿Y cuándo tiempo dura el entrenamiento del perro, y por tanto la tutela en familia?

PACO: La formación de un perro de alerta médica dura unos 6 meses, que es el tiempo que estará con la familia, entre los 2 y 8 meses de edad del perro.

TPB: Pero tiene que dar muchísima pena entregar al perro.

PACO: Cierto, no te lo voy a negar, pero el día de la entrega del perro de la familia de tutela a la familia que lo recibe es un momento muy emotivo. Tenemos familias que ya han tutelado 7-8 perros. Además, para los niños es muy educativo porque saben que colaboran para otra familia, otro niño, y además luego saben dónde está.

TPB: ¿La familia de tutela tiene que desembolsar algo de dinero?

PACO: No, nada, a la familia no le cuesta nada de dinero, nosotros les proporcionamos la alimentación, los gastos de veterinario y el material que necesiten. Por supuesto tampoco cobran por ello.

TPB: Nos preguntamos si los perros de alerta médica pueden entrar en los mismos sitios que los perros guía

PACO: En la mayoría de lugares, sí. Los perros de alerta médica llevan un arnés de color violeta y cada vez son más conocidos y cada vez más gente sabe lo que son. Aquí en Zaragoza, por ejemplo, los autobuses están al tanto, el Ayuntamiento de Zaragoza también y pueden entrar al bus como perros de asistencia.

TPB: Vale, pero ¿y si nos paran en algún transporte de otra comunidad, por ejemplo, qué hacemos?

PACO: El propietario del perro debe llevar su carnet y el certificado del perro, con la chapa roja numerada y los datos necesarios. Como el perro es de Fundación Canem, una entidad profesional y que responde por sus perros, detrás del usuario siempre está la Fundación. Así que si hay algún problema, el cliente no es el responsable, sino quien tenga algún problema debe llamarnos a nosotros, a la Fundación. Cada vez es más conocido nuestro arnés violeta y cada vez tienen menos problemas los usuarios.

De todos modos, siempre les decimos a nuestras familias que intenten ir a sitios petfriendly, y si no, para eso está la documentación. Gracias a iniciativas como Tu Perro es Bienvenido es más fácil localizar comercios, establecimientos y negocios petfriendly donde quieren a nuestros peludos. Además, si siempre frecuentas los mismos ámbitos (transporte, biblioteca, universidad…) y lo explicas, seguramente al segundo día ya no tendrás problemas.

TPB: Todos los perros que entrenáis son de raza Jack Russell. ¿Cómo conseguís los perros?

PACO: Afortunadamente, muchos de los perros que tenemos vienen regalados, donados de criadores de esa raza, porque cada perrito de esta raza ronda los mil euros. Nosotros no somos criadores, pero pronto empezaremos a criar porque no podemos depender de que nos regalen perros, lo que necesitamos es autogestionarnos. Pero no nos consideraremos criadores de perros porque no los queremos para vender, la idea es que no nos cueste dinero tener perros de calidad para dar servicio a las personas. Al ser Fundación cada euro lo revertimos en la Fundación.

TPB: Antes nos habéis dicho que realizáis actividades para conseguir fondos. ¿Cómo lo hacéis?

PACO: Nuestras actividades se realizan por toda España, porque nuestros perros están repartidos por toda la península. Gracias a las familias de los perros de alerta médica hacemos tapeos, quedadas, y hemos hecho nuestra 1ª Canem Trail Solidaria. Muchas familias se hacen cargo de las mesas informativas que están en Puerto Venecia, en El Corte Inglés o en distintos Centros de Salud, por ejemplo.

TPB: Y si no se puede ser familia de tutela, ¿cómo se puede colaborar con Canem?

PACO: Hacemos campañas de crowfunding para que nos echen una mano para sufragar los gastos veterinarios o de alimentación. Si siguen nuestra web http://dulcesdetectores.com/ podrán ver las campañas que tenemos vigentes. También se puede colaborar difundiendo a través de redes sociales nuestra labor, colaborando con nuestro grupo de Teaming  https://bit.ly/2wrTPiy, apoyando en las mesas informativas, vendiendo merchandising, o acudiendo a los eventos que realizamos ¡Toda ayuda es bienvenida!

Hazte amigo de Canem. Todas las actividades de la fundación están diseñadas y preparadas para nuestros amigos, quienes disfrutan de acceso preferente y cuentan con apoyo permanente. Los Amigos de Canem son el alma de Canem.

En estos días de confinamiento por el virus COVID-19, la Fundación Canem organiza talleres de adiestramiento online, con trucos para divertirse en casa con los perros, o solucionar pequeños problemas de convivencia y que ahora tienes tiempo para trabajar en ellos. Puedes seguirlos en Instagram
Para dejar un comentario tienes que estar registrado en nuestra web. Si no lo estás, puedes hacerlo aquí
Enviar comentario

You don't have permission to register