fbpx
Image Alt

Tuperroesbienvenido

  /  Salud y Belleza   /  Los beneficios del cannabis en perros y gatos

Los beneficios del cannabis en perros y gatos

La semana pasada asistimos a un webinar de Carlos Rodríguez, veterinario muy conocido a nivel nacional gracias a su programa Como el perro y el gato en Onda Cero, con el que lleva 10 temporadas difundiendo el mundo animal los fines de semana.

El tema era polémico: los beneficios del canabbis en perros y gatos

Carlos opina que como profesional de la salud, hay que estar atento a todos los descubrimientos que ofrecen los medios farmacológicos naturales y no naturales porque hay muchas cosas que todavía no conocemos y nos pueden ayudar

¿QUÉ SABES del cannabis? Seguro que lo primero que te viene a la cabeza es que tiene efectos psicoativos, que produce alegría, desconexión, euforia, que aumenta el apetito y te seca la boca, verdad?

Vale, sí, eso lo produce el THC, uno de los fitocannabinoides que se encuentra en la planta.

Pero ¿sabes que el cannabis tiene 60 fitocannabinoides? Y el que nos interesa para nuestros perros y gatos (y quizá para nosotros) no es el THC, es el CBD.

Como en todas las familias, siempre hay un hermano responsable y un hermano “bandarra”. El THC es el vividor, el psicoactivo, y el CBD es el bueno, el chico perfecto de la familia. El CBD no es psicoactivo y además se encarga de anular al THC.

¿Por qué es tan BUENO el CBD? Porque es antioxidante, neuroprotector, anticonvulsivo y analgésico, ¡casi nada!

¿Cómo ACTÚA? De una manera sencilla te diremos que los cannabidoides se unen a los receptores que cada organismo produce y provocan una respuesta celular. Los receptores están en las neuronas, en el sistema nervioso, en los huesos, en la piel, en la sangre, en el hígado… Es como si los receptores del cuerpo señalizaran a los cannabidoides y permitieran los efectos positivos.

PERO para utilizar correctamente esta planta, es MUY IMPORTANTE utilizar la parte aérea COMPLETA (flores, tallo, hojas y semillas) de la planta. Así se consigue lo que se llama “efecto séquito” y es que las 421 moléculas de la planta entera potencian toda la capacidad del CBD. ¡Guauuuu!

¿Cómo se UTILIZA y cuándo comienza a HACER EFECTO? El CBD se absorbe mejor en presencia de aceites orales, ya que aunque tiene un efecto más lento que si se inhala, es más duradero. No debemos buscar la espectacularidad del tratamiento de otros fármacos, pero sí el mantenimiento a medio-largo plazo que necesita nuestra mascota. También variará el efecto del CBD dependiendo del problema del animal, si es crónico o no, si es más o menos grave, si hay complicaciones añadidas, además de cuestiones de alimentación e higiene de nuestra mascota

¿Cuáles son los BENEFICIOS del cannabis? Los efectos positivos del CBD es que es antiinflamatorio, analgésico, anxiolítico, antioxidante, neuroprotector y coadyudante de otros fármacos.

El CBD por sí solo no cura una enfermedad, pero es un gran complemento alimenticio para ayudar al sistema del animal. Vamos a ver casos específicos de enfermedades donde puede echar una patita a nuestros animales.

¿Cómo actúa en el CÁNCER? El cáncer altera el organismo, que en nuestros animales provoca dolor. El CBD tiene un efecto analgésico que disminuye el dolor, así como la viabilidad de las células tumorales.

¿Cómo actúa en la OSTEOARTRITIS? El dolor de la artritis y/o artrosis es un dolor sordo y continuo. Por lo tanto el CBD es muy útil por su efecto analgésico, sobre todo en problemas degenerativos, como la displasia de cadera, que no tiene cura. Reduce el dolor por su capacidad antiartrítica que inhibe a los responsables del dolor y aumenta el efecto de los antiinflamatorios no asteroideos, por lo que mejora la calidad de vida de nuestro perro.

¿Cómo actúa con los problemas DERMATOLÓGICOS? Reconozcámoslo, el prurito puede ser desesperante. ¿Quién no ha visto alguna vez a algún perro rascarse de forma compulsiva que hasta se hace heridas? El CBD ayuda a mejorar los problemas dermatológicos porque aparecen en su cuerpo más receptores que regulan el sistema inmunológico y la hiperactividad de las células inmunes

¿Cómo actúa con la EPILEPSIA? Desafortunadamente, hay muchos tipos de epilepsia, y un 25% de casos nunca llegan a curarse con los tratamientos convencionales. Los endocannabidoides (los que producimos) pueden controlar reacciones no controlables. Además, si tu perro está tomando fármacos contra la epilepsia, el CBD hace que la acción del medicamento sea más potente y podamos rebajar la dosis del fármaco químico. No va a curar la epilepsia, pero mejorará el estado del perro y se podrá disminuir su dosis farmacológica.

¿Cómo actúa con los trastornos COGNITIVOS? Si ves una aparición demasiado temprana en tu perro de los síntomas de la edad, como que el animal se desorienta, no interacciona socialmente, se alteran los ciclos de sueño, se hace pis o caca en el hogar, falta de interés por la actividad… el CBD en este caso va a hacer labores de neuroprotección y efecto antioxidante, que es uno de los más interesantes que ofrece, ya que mejora la función cognitiva de las neuronas.

¿Cómo actúa con la ANSIEDAD y el MIEDO? Quizá tu perro tiene ansiedad por separación, miedo a salir a la calle, a los ruidos fuertes, a las nuevas personas y/o animales… En realidad la ansiedad es la anticipación a futuros peligros, y provoca en los animales micciones o defecaciones, actitudes destructivas o lloros y ladridos.  Los fitocannabinoides tienen un efecto anxiolítico y modulan la ansiedad. Según Carlos Rodríguez, el 50% de los dueños que probaron el cannabis en sus perros dijeron que les había disminuido la ansiedad. También es cierto que no la elimina al 100%, pero la disminuye y estabiliza al animal a medio-largo plazo.

¿Cómo actúa con el DOLOR crónico? El dolor crónico es esa sensación molesta, dolorosa, que aflije al que la sufre y dura más de 3 meses. El 25% de los humanos tienen dolores crónicos, pero no se sabe el % en nuestras mascotas, porque no hablan y la medición es no tan simple. Además ¡son tan sufridos! El dolor crónico en nuestros perros puede deberse a enfermedades dentales, auditivas, patologías dérmicas, patologías vertebrales y medulares, osteoartritis o tumoraciones. En estos casos, el CBD inhibe las sustancias de estos problemas y aumenta la liberación de otros productos que produce el organismo, efectivos para el dolor.

¿Tiene EFECTOS SECUNDARIOS? Seguro que mientras lees este artículo, en algún momento has pensado que quizá se lo das a tu perro y empieza a flipar o te da miedo pasarte de la dosis y que le dé un “jamacuco”. Te tenemos que decir que para que un animal fallezca a causa del cáñamo debería tragarse 200 botes de 30 comprimidos… ¿no será el caso, verdad? El CBD tiene una absorción perfecta, por lo que hasta dosis muy altas no causan efectos adversos ni generan problemas hepáticos con el uso prolongado.

También puedes tener dudas de si se puede combinar el cannabis con otros medicamentos que ya esté tomando tu perro. En principio no hay problema, siempre siguiendo las pautas del fabricante. No olvides que nuestro organismo produce esas moléculas, por lo que no estamos introduciendo moléculas extrañas. Tampoco parece que produzcan reacciones alérgicas en animales atópicos, ya que el CBD mejora el sistema inmune del animal, por lo que no se considera que pueda tener una reacción adversa.

Pero sí, claro, siempre hay efectos secundarios. En este caso, el CBD puede generar un poco de somnolencia y/o aumento del apetito. Así que es sencillo: si vemos un poco atontado a nuestro perro o come más de la cuenta, hay que valorar la adecuación de la dosis, que es una de las cosas más importantes, por lo que es recomendable comenzar con dosis bajas e ir subiendo si se va necesitando.

Esperamos que te haya resultado interesante nuestro artículo, basado en el webinar impartido por Carlos Rodríguez y organizado por Stangest. Si te apetece ver la charla completa, la tienes aquí: https://youtu.be/G6b9j3hvPQA

Los egipcios ya utilizaban el cannabis como antiinflamatorios, en Europa se hacían tejidos con el cáñamo, en el siglo XIX se utilizaba como producto médico, pero ¡oh! se descubrió el uso recreativo del cannabis y se prohibió. Tuvo que llegar 1960 para volver a descubrir las bondades del cannabis, para descubrir cómo funcionan sus moléculas y su mecanismo de acción.

Comentarios
Para dejar un comentario tienes que estar registrado en nuestra web. Si no lo estás, puedes hacerlo aquí
Enviar comentario

You don't have permission to register